como-vivir-tu-primer-embarazo-en-paz

Cómo vivir tu primer embarazo en paz

El embarazo es una experiencia única. Un vaivén de sensaciones y estados de ánimo, con emociones intensas y alegrías profundas alternadas con algunas preocupaciones comprensibles.

¿Cuáles son los miedos de una futura madre? Normalmente nos preocupamos por la salud del bebé, por cómo será la vida después del nacimiento, con un trabajo que retomar y una nueva vida diaria que construir, para estar a la altura del nuevo rol.

Estas son dudas más que legítimas: el embarazo un paso importante, y pensar en el bien propio, el del niño y el de la familia es normal, muy normal. Especialmente cuando te conviertes en mamá por primera vez. Pero estos nueve meses son extraordinarios, y empañarlos con demasiadas preocupaciones, quizás injustificadas, es una verdadera lástima. ¿Cómo vivir tu primer embarazo con tranquilidad? Te mostraremos en este artículo algunos pequeños consejos.

Primer embarazo: cómo afrontarlo con serenidad

Las cosas que no sabes dan miedo. Por esta razón, informarte es la mejor arma para deshacerte de los pensamientos negativos. ¿Como? En primer lugar, contar con un ginecólogo (o una matrona) con quien construir un camino compartido y que esté siempre disponible para resolver tus dudas. Es fundamental encontrar a alguien que esté a tu lado para brindarte las respuestas que necesitas, ya que te dará confianza y seguridad.

Además, leer libros sobre embarazo de expertos de la industria te ayudará a comprender mejor lo que sucede durante los nueve meses, en el cuerpo, pero también en la cabeza, y lo que te espera durante los primeros meses después del parto. Pero también recuerda que nadie conoce el embarazo mejor que alguien que ya lo ha experimentado, por lo que puedes salir con tus amigas mamás y confiarles todo lo que te preocupa: verás que muchas de tus dudas desaparecen en un momento.

Aprende a relajarte

Están las que escuchan música y se dejan arrullar por las notas y melodías, las que prefieren darse un relajante baño a la luz de las velas y las que nunca abandonarían su paseo diario. Cada una tiene su propio método de relajación, y no necesariamente tiene que ser una actividad específica: a veces, para calmar una mente turbulenta, solo necesitas detenerte, ponerte cómoda y respirar profundamente unas cuantas veces.

Cualquiera que sea tu método «anti-estrés», nunca te rindas: ya sea un libro antes de dormir o abrazar a tu pareja mientras miran una película juntos, lo que puede liberar tu mente te hará sentir más ligera, más optimista, más feliz.

Come saludablemente

Disipemos el mito de que durante el embarazo hay que «comer por dos». Las reglas para comer bien durante los nueve meses son siempre las mismas: una dieta sana y equilibrada y porciones del tamaño adecuado, ni en exceso ni en escaso.

Eso sí, hay que seguir algunas precauciones: por ejemplo, eliminar ciertos tipos de alimentos como quesos blandos y pescados o carnes crudos, favorecer las verduras crudas – bien lavadas – sobre las cocidas (al cocinar, las vitaminas se dispersan) y consumir bebidas que contiene cafeína con moderación.

Seguir estas y algunas otras reglas simples te hará sentir bien, tanto física como mentalmente. Y tendrás la certeza y tranquilidad de poder cuidarte a ti y a tu bebé de la mejor manera.

Haz ejercicio

A menos que existan contraindicaciones particulares, definitivamente se recomienda hacer ejercicio constantemente durante todo el embarazo. Un paseo al aire libre o un poco de ejercicio ligero puede ser suficiente.

Incluso algunos ejercicios sencillos para hacer en casa son de gran ayuda, por más de una razón: hacerle el bien a tu cuerpo significa hacerle el bien a tu bebé y, como se sabe, hacer deporte libera endorfinas que crean una sensación de bienestar. Y cuando la mente está sana, no hay lugar para los pensamientos negativos.

Centrate en los mejores aspectos del embarazo

A veces, cuando las preocupaciones se apoderan de ti y no tienes forma de deshacerte de ellas, la única forma de calmarte es detenerte y pensar en lo extraordinario que es el embarazo. Intenta atesorar cada pequeño y gran regalo que se te dé durante estos nueve meses: siente al bebé dentro de tu pateando, moviéndose, viviendo; mira cómo cambia tu cuerpo, tu piel se vuelve radiante, tu mirada se ilumina…

 Mira la imagen de la ecografía y mira su perfil, ya tratando de averiguar si su nariz es similar a la tuya o la de su padre. Escucha el latido de su corazón y siéntelo cerca, aún más cerca. Porqué el embarazo es esto, pequeños momentos de inestimable valor, que deben ser vividos intensamente y recordados para siempre.

Deja un comentario