como-esterilizar-los-articulos-y-accesorios-del-bebe

Cómo esterilizar los artículos y accesorios del bebé

Con la llegada del recién nacido, las nuevas madres suelen estar ansiosas por la higiene y la limpieza, por miedo a las infecciones y enfermedades. Es normal que te preocupes por mantener a los gérmenes, microbios y bacterias alejados de tu bebé, sin embargo, no debes llegar al punto de crear una obsesión.

¿Entonces qué es lo que hay que hacer? ¿Cuál es el equilibrio adecuado entre una limpieza obsesiva y un saneamiento adecuado?  De hecho, si por un lado el contacto con gérmenes extraños puede ser útil en cierta medida para fortalecer el sistema inmunológico de los más pequeños, no hay necesidad de arriesgarse a poner en peligro su salud al exponerlos demasiado pronto y en exceso a agentes potencialmente infecciosos.

Es por este motivo que se recomienda a los padres que mantengan un buen nivel de limpieza en el hogar, especialmente en los ambientes que más utilizan los niños (dormitorio, cambiador, baño). Además, también es importante la esterilización de los objetos cotidianos, aunque todos los expertos nos recuerden que nunca debe convertirse en una obsesión.

Higienizar sin exagerar

Los chupetes, chupones y biberones deben esterilizarse siguiendo un correcto procedimiento que garantice la higiene especialmente durante los primeros 6 meses del bebé, período en el que su sistema inmunológico aún está inmaduro para combatir a los enemigos externos.

El consejo es esterilizar los objetos con cada nuevo uso, incluso para ahorrar tiempo, si tienes repuestos para chupetes o tetinas, puedes esperar ensuciar algunas piezas y luego desinfectarlas juntas una vez al día.

Cuáles son los métodos para esterilizar los accesorios de un bebé

Existen varios métodos para esterilizar chupetes y biberones, algunos más prácticos y seguros, otros más laboriosos. Veámoslos en detalle:

Hirviendo

Este es el «método de la abuela» por excelencia, que consiste en hervir los objetos en una olla de agua hirviendo con la tapa cerrada durante unos veinte minutos. Se debe tener cuidado de que permanezcan cubiertos de agua durante todo el tiempo y, al final de la operación, se deben gotear sobre un paño limpio sin tocarlos con las manos.

Los biberones deben volver a ensamblarse después de lavarte bien las manos y la tetina debe girarse hacia el interior del biberón, si no quieres haber hecho el esfuerzo en vano. Sin embargo, el riesgo es olvidar la olla con los objetos que podrían dañarse de esta forma.

Lavavajillas

Algunos aparatos más modernos están equipados con programas especiales para esterilizar productos para bebés. Pero ciertamente el lavavajillas no es un aparato dedicado únicamente a los artículos del bebé.

Esterilizador eléctrico

Probablemente este sea el sistema de esterilización más utilizado por las madres, porque sin duda es el más moderno, higiénico, seguro y cómodo. Los esterilizadores eléctricos son dispositivos de diferentes tamaños, generalmente con más compartimentos, en los que puedes colocar y esterilizar los distintos accesorios de tu bebé.

Enchufados a una toma de corriente, hacen todo ellos mismos en aproximadamente media hora, aunque los tiempos pueden variar según el producto. El esterilizador eléctrico aprovecha el poder del vapor: se carga una pequeña cantidad de agua en la base que se calienta para producir vapor con poder desinfectante. Hay muchos modelos en el mercado, pero muchas madres se resisten a comprar uno por el corto uso que se le da.

Por eso, una buena idea es utilizar una herramienta multifuncional, que es a la vez un calienta biberones y un esterilizador inteligente, dos en uno. Te permite calentar y esterilizar biberones y chupetes de forma segura y natural utilizando vapor de agua a alta temperatura y entre otras cosas tiene un diseño muy compacto, lo que te permite moverlo fácilmente de un rincón de casa a otro.

Incluso se puede utilizar sobre la marcha gracias al adaptador para su uso en el coche. Este tipo de aparatos también se puede utilizar fácilmente en la fase de destete del bebé para descongelar y calentar las porciones individuales de comida para bebés almacenadas en recipientes, sin duda muy práctico. Por lo tanto, una herramienta multifuncional que ofrece una valiosa ayuda a lo largo del tiempo, es, sin duda, muy funcional.

Si por el contrario prefieres un esterilizador dedicado a esta función y con la posibilidad de desinfectar varios objetos a la vez, puedes considerar un equipo que este dedicado únicamente a lo que buscas, estos por lo general te permiten esterilizar al vapor hasta 6 biberones a la vez.

Existe una amplia gama de dispositivos multifuncionales que también te pueden servir para calentar paulatinamente biberones y papillas, esterilizar y descongela al vapor hasta 6 biberones, cuece huevos y verduras al vapor conservando sus propiedades, mantienen la temperatura de los biberones y papillas… en fin, ¿qué más podrías pedir?

Horno microondas

También en este caso la esterilización se realiza gracias al vapor, pero a través de un recipiente especial para introducirlo en el microondas doméstico. Este método tiene la ventaja de ser mucho más rápido, pero debes prestar mucha atención al material de los objetos que metes en el horno.

 El plástico debe estar completamente libre de BPA y los objetos metálicos nunca deben ser parte de lo que metes al horno. Antes de comenzar, asegúrate de que el microondas esté bien limpio (lo cual es difícil de garantizar si también se usa para cocinar o calentar alimentos), incluso si el esterilizador está cerrado.

Al frio

Este sistema implica el uso de productos desinfectantes que se disuelven en agua donde se sumergen los chupetes y biberones. Se trata de comprimidos o líquidos químicos absolutamente inofensivos para el bebé, que no deben dejar huellas en los objetos.

Sea cual sea el método que decidas utilizar, recuerda seguir siempre las instrucciones proporcionadas por el fabricante del chupete o del objeto que quieras esterilizar, ya que, dependiendo del material, puede haber diferentes instrucciones y pasos a seguir.

Deja un comentario