beber-vino-durante-el-embarazo

Beber vino durante el embarazo ¿Es seguro?

Si bien se ha aceptado durante mucho tiempo que consumir grandes cantidades de alcohol durante el embarazo puede ser extremadamente perjudicial para el feto. Algunos estudios realizados en los últimos años indican el consumo de una pequeña cantidad de vino durante el embarazo no parece ser dañino y, en algunos casos, podría incluso ser favorable.

Parece que hay mucha información contradictoria y las mujeres embarazadas se preguntan: ¿es seguro beber vino durante el embarazo?

¿Que sabemos sobre si es seguro beber vino durante el embarazo?

Un estudio reciente del Reino Unido examinó los problemas cognitivos y de comportamiento en niños de 3 años. También entrevistó a sus madres sobre el consumo de alcohol durante el embarazo. Como era de esperar, los hijos de quienes bebían mucho mostraron los mayores problemas de comportamiento y lapsos en la capacidad cognitiva.

Sin embargo, lo sorprendente fue que las madres que consumieron pequeñas cantidades de vino durante el embarazo tuvieron hijos que se desempeñaron mejor que las que se habían abstenido por completo.

Para los propósitos del estudio, un consumo ligero se clasificó como no más de dos bebidas pequeñas. 120ml de vino o 280ml de cerveza no muy fuerte una vez, y no más de dos veces por semana.

El estudio no encontró diferencias en los efectos entre las mujeres que bebieron estas pequeñas cantidades con cierta regularidad, en comparación con las que bebieron una o dos veces durante el transcurso de su embarazo.

Recomendaciones sobre beber vino durante el embarazo

Dado que este estudio es relativamente nuevo, los principales organismos encargados de la formulación de políticas en el Reino Unido, así como los de EE. UU., Aún recomiendan no beber vino durante el embarazo, solo para estar completamente seguros.

Sin embargo, a la luz de la nueva información, un organismo importante del Reino Unido ha sugerido que no hay mayor problema con que las mujeres beban ligeramente durante el segundo y tercer trimestre de su embarazo. No obstante, se sigue recomendando por encima de ello una abstinencia completa.

Ahora, con esta información, las mujeres embarazadas que deseen tomar una pequeña cantidad de vino de forma ocasional, pueden hacerlo sin preocuparse por dañar la salud del feto. En virtud que el consumo medido de vinos ha demostrado ser beneficioso en muchos casos, es posible que la madre embarazada pueda en menor medida, tomar sin riesgos una o dos copas en algunas ocasiones, durante su gestación.

 Por supuesto, si tiene alguna duda o no está del todo segura, probablemente sea mejor abstenerse por completo.

Conclusiones

En caso de duda, pregúntele a su médico si el vino es seguro. Lo más probable es que tenga su propia opinión sobre el asunto y estará feliz de compartir sus razones contigo. Un buen obstetra / ginecólogo se mantendrá al día con las últimas investigaciones y podrá aplicarlas a su situación.

Como tantas otras cosas, el asunto de beber vino durante el embarazo parece resolverse con la idea de que la moderación es clave. Si tiene alguna duda acerca de su capacidad para limitarse a dos vasos pequeños o menos, podría considerar la posibilidad de abstenerse por completo.

Beber vino durante el embarazo no es necesariamente algo perjudicial, por lo que, si puede controlarse a usted misma, entonces puede hacerlo de forma segura.

Deja un comentario